Edificio LIGNUM – Santiago del Estero

Cuando hablamos de hormigón visto lo que hacemos, en realidad, es mostrar el material del que se compone el edificio, dotándolo, en cada caso, de unos acabados visuales y de calidad que dependerán del encofrado. Aquí es donde el hormigón tomará su textura y lo hará en función de las estructuras de madera, metal, u otros materiales que lo contienen.

En el caso de los balcones de LIGNUM, cuando se haya endurecido o fraguado el hormigón habrá asimilado la textura del encofrado, es decir tomará la veta – en este caso vertical – de la madera o tablilla.

El hormigón visto es tendencia por su simpleza, solidez, durabilidad y elegancia. Su combinación con materiales sobrios como la madera clara  creará un contraste sutil y cálido en la fachada del edificio. El hierro por su parte aportará un resultado más sofisticado.